martes, 11 de junio de 2013

Cambio de imagen



Se arrancó con vehemencia la piel del rostro, del pecho, de los brazos, de las piernas, de la espalda. Quería estrenar imagen con la llegada del nuevo año. Pero, cuando se dispuso a enfundarse su nueva epidermis, se acordó de que el corazón agonizaba a la espera de un trasplante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario