sábado, 24 de agosto de 2013

Confusión


Sigo hablando del calor, pero ya no sé si es el viento africano o son tus dedos que levemente me rozan los sueños. Cuesta respirar, baja la tensión, el cansancio me atenaza, el insomnio  tienta  la noche, y no sé si es el sol del desierto abrasando los minutos o son tus caricias las que bañan de sudor mi cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario