domingo, 6 de diciembre de 2015

"Lo mejor para ella": el declive del guardaespaldas que bailó con lobos.


La última película de Kevin Costner ratifica -parafraseando el título de una de las novelas del escritor checo Milán Kundera-, la insoportable levedad en que se encuentra la carrera del actor después del monumental fracaso de su película: "Waterworld", allá por el año 1995.

Lamentablemente, "Lo mejor para ella" es otro largometraje insípido, a los que ya nos tiene acostumbrados hace mucho tiempo el actor. El espectador se enfrenta a una historia que pretende bailar entre el drama y la comedia. Pero este elemento solo consigue aburrir hasta la saciedad al más pintado, pues ninguna de las dos opciones convencen.

Autor: Totó, el librepensador
Fotos: Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario